Trastorno por consumo de cafeina: criterios propuestos


Probablemente en un futuro cercano varios investigadores científicos, junto con el comité elaborador y los grupos de trabajo del DSM-5 demuestrarán la evidencia y la justificación de inclusión dentro de los trastornos mentales el trastorno por consumo de cafeína. De momento el trabajo se centra en el estudio de consumo de cafeína problemático que provoca un deterioro o malestar clínicamente significativo, que manifiesta por lo menos 3 de los criterios siguientes en un plazo de 12 meses:

  • Deseo persistente o esfuerzos infructuosos de reducir o controlar el cosumo de cafeina.
  • Se continúa con el cosnumo de cafeína a pasar de saber que se sufre un problema físico o psicológico persistente o recurrente, probablemente causado o exacerbado por ella.
  • Abstinencia, manifestada por alguno de los siguintes hechos: PRESENCIA DEL SÍNDROME DE ABSTINENCIA CARACTERÍSTICO DE LA CAFEÍNA Ó SE CONSUME CAFEÍNA PARA ALIVIAR O EVITAR LOS SÍNTOMAS DE ABSTINENCIA.
  • Con frecuencia se consume cafeína en cantidades superiores o durante un tiempo más prolongado del previsto
  • Consumo recurrente de cafeína que lleva al incumplimiento de los deberes fundamentales en el trabajo, hogar o la escuela.
  • Una necesidad de consumir cantidades cada vez mayores de cafeína para conseguir el efecti deseado.
  • Se invierte mucho tiempo en la actividades necesarias para conseguir cafeína, consumirla o recuperarse de sus efectos.
  • Ansias o un poderoso deseo o necesidad de consumir cafeína.

Puede haber comorbidad entre el trastorno por consumo de cafeína, fumar cigarillos a diario y los antescedentes personales o familiares de trastorno por consumo de alcohol. Algunas características del trastorno por consumo de cafeína puedan estar asociadas con varios diagnósticos:depresión mayor, trastorno de ansiedad generalizada, tratorno de pánico, tratorno se la personalidad antisocial del adulto, y trastornos por consumo del alcohol, cannabis y cocaína.

Consumo no probemático de cafeína:

La distinción entre el consumo no problemático de cafeína y el tratorno por consumo de cafeína puede ser difícil de hacer, puesto que los problemas sociales,comportamentales o psicológicos a menudo de atribuye a la sustancia, en especial en el contexto de un consumo de otras substancias. El consumo habitual de cantidades importantes de cafeína, que pueden producir tolerancia y abstinencia, es relativamente común y no debe por sí solo bastar para realizar el diagnóstico.

Trastorno de ansiedad:

El cosnumo crónico de cantidades importantes de cafeína puede aumentar la sintomatología de un trastorno de ansiedad generalizada, y el consumo agudo de cafeína puede producir y mimetizar ataques de pánico.

¿Estaís de acuerdo?